Una segunda oportunidad a tu lado

Las oportunidades nunca pueden ser decididas de forma aislada. A pesar de que soy yo ahora el que te pide que me des una segunda oportunidad con esta carta sé que es un proceso en el que debemos trabajar los dos. Compartir nuestros pensamientos, descubrir las inquietudes que hicieron que tropezáramos cuando estábamos juntos. Una serie de sensaciones que transpasan la frontera de la propia relación alcanzando nuestra forma de ser, nuestras convicciones más íntimas.

amor

¿Las razones para que me des esta segunda oportunidad? Es difícil decirlas con palabras. Son los abrazos, los besos, las caricias las que consiguen despertar los auténticos sentimientos. Por ello te suplico que me des esta oportunidad, que nos la des a los dos, logrando descubrir si realmente debemos ir cada uno por un nuevo camino o podemos continuar creando el nuestro propio. Estoy seguro de que todavía quedan muchas hojas por escribir en nuestro libro personal llamado amor.

Opina

*